tr?id=708819069283447&ev=PageView&noscript=1

Aceites Esenciales

La fitoterapia sigue siendo la medicina más utilizada en todo el mundo. Desde siempre hemos sabido que algunas plantas poseen propiedades antisépticas, bactericidas, fungicidas, antivirales, antimitóticas, hormonales, antirreumáticas, circulatorias, antidiabéticas, inmunoestimuladoras, hipo/hipertensoras, tonificantes, antiespasmódicas, estomacales o hepáticas. Todas las civilizaciones antiguas han desarrollado, junto a la agricultura, una medicina basada en plantas y buena parte de los grandes médicos del pasado han sido fitoterapeutas.

La aromaterapia forma parte de ese patrimonio vegetal que hay que conservar y proteger. Los aceites esenciales quimiotipados poseen un espectro de acción muy amplio en diversas terapias. Poseen una gran eficacia antiinfecciosa en el ámbito patológico. La alternativa al problema del abuso de antibióticos reside en el uso de aceites esenciales como sustituto alternativo en la mayoría de los casos de infección. Los aceites esenciales quimiotipados, por su composición y naturaleza, administrados en una posología dosificada y estudiada clínicamente, no aumentan la resistencia de los gérmenes, ni afectan al sistema inmunitario, ni seleccionan floras patógenas y saprófitas.

Los aceites esenciales quimiotipados de las plantas aromáticas son productos con altas concentraciones en principios activos bien diversificados; no presentan exactamente las mismas indicaciones que las plantas completas de las que proceden. Deben aplicarse con precaución y sin superar jamás la dosis prescrita. La acción que ejercen en las cápsulas suprarrenales y en el sistema endocrino, la capacidad de modificar rápidamente el índice de acidez y la resistencia eléctrica de la sangre, así como su efecto calmante, hace que los aceites esenciales quimiotipados sean la primera opción como medicamento. Un aceite esencial quimiotipado contiene de media 75 moléculas activas diferentes, mientras que, en el medicamento sintético, sólo se pueden evaluar las interacciones de tres moléculas, en el mejor de los casos. Se habla también de la acción global de un aceite esencial en el conjunto del organismo y su fisiología.

Usos de algunos aceites esenciales quimiotipados:

  • Árbol de té: Potente antibacteriano de amplio espectro, fungicida, parasiticida, antiviral, estimulante inmunitario, protector cutáneo para sesiones de radioterapia.
  • Albahaca: Potente antiespasmódico, tónico digestivo, antiinflamatorio, antiálgico, antiviral.
  • Bergamota: Carminativo, digestivo, laxante, calmante y sedante del sistema nervioso central
  • Canela de Ceilán: Estimulante respiratorio y nervioso, antifermentación, tónico uterino y emenagogo, tónico sexual, antibacteriano, antiviral
  • Cedro de atlas: Descongestionante venoso y linfático, descongestionante protásico, lipólico y queratolítico, desinfiltrante y cicatrizante de tejidos, felbotónico y linfotónico, regenerador arterial
  • Eucalipto blanco: anticatarral, expectorante, antiséptico respiratorio, antibacteriano y parasiticida medio.
  • Hierbaluisa: Antiinflamatorio potente, sedante potente, estimulante vesicular y pancreático, regulador endocrino, eupéptico.
  • Hinojo dulce: galactógeno, estomacal, antiespasmódico, carminativo, tónico cardíaco, tónico respiratorio
  • Menta de campo: tónico estimulante en pequeñas dosis, estupefaciente en dosis mayores, antiálgico, anestesiante, anticefálico, descongestionante.

Para estos aceites y muchísimos otros, es importante siempre conocer la dosis exacta y que sean recomendadas por un profesional del tema. Nunca deben inyectarse aceites esenciales por vía intravenosa, no se deben utilizar durante los primeros 3 meses de embarazo, siempre deben aplicarse sobre un aceite básico y no directo en la piel, debe conocerse la posología recomendada y seguirla al pie de la letra.

A diferencia de las drogas obtenidas por síntesis químicas o por extracción de principios activos, la fitoaromaterapia es la medicina natural por excelencia. La estructura de un aceite esencial es compleja y no posee una sola propiedad terapéutica, sino más bien varias. Existen posibilidades de sinergia y de potencialización que permiten una individualización.

Su característica principal reside en el hecho de tratarse de una medicina de terreno encaminada a restablecer el equilibrio de un organismo en su globalidad.

 

© 2021 Clínica de Implantes dentales | Prótesis dentales en Chile