tr?id=708819069283447&ev=PageView&noscript=1

Los 41 pasos del éxito

  1. No te quedes cómodo: Sal de la zona de confort, ya que esto te llevará a un aumento de tus expectativas y habilidades, llevándote a una vida más satisfactoria.
  2. Trabaja y estudia más que nadie: Cuando dejas de trabajar y de esforzarte, hay alguien más en este mundo que se está esforzando más que tú en lo que sea y pronto llevará la delantera, dejándote atrás.
  3. Aprende de los errores: analiza la razón de las fallas que tienes e intenta que éstos no se repitan. Mejor aún, analiza los errores de los demás y haz que no te ocurran a ti.
  4. Busca mentores: el poder e influencia que pueden tener sobre ti buenos mentores, es infinito. Busca a alguien que esté donde tú quieras estar dentro de 10 o 20 años. No necesariamente debe ser alguien de carne y hueso: puedes estudiar a tus mentores a través de sus libros o cursos.
  5. Lee cada día algo importante: no todos los mentores siguen vivos o son alcanzables, pero tienes mucho que aprender a través de sus historias, descubrimientos o ideas. Hay un mundo gigante por aprender y aplicar a través de ellos.
  6. Busca críticas y no cumplidos: no caigas en la trampa de buscar siempre feedback positivo, porque no te ayudará en absoluto y sólo te proporcionará una subida momentánea de ego. La progresión surge de las críticas constructivas.
  7. Cuida tu dieta: evita conscientemente el exceso de alimentos con azúcares y carbohidratos. Planea una dieta saludable, antes de salir a comprar los alimentos.
  8. Haz ejercicio cada día: aumentará tu autoestima, bajará las posibilidades de que sufras depresión, activará el sistema inmune, la oxigenación, la circulación sanguínea, la desintoxicación, la nutrición de tus células, entre muchos otros beneficios.
  9. Piensa en el largo plazo: Imagínate que te encuentras en tu propio funeral; ¿has alcanzado tus objetivos? ¿Qué te gustaría que tus seres queridos dijeran de ti? Define objetivos a largo plazo y toma acciones presentes que se acerquen a esos objetivos.
  10. Aprende a tomar decisiones: identifica los 4 errores en los que solemos caer al tomar decisiones: buscar información que sólo valide nuestro pensamiento, pensar en los problemas desde una sola perspectiva, dejarnos llevar por las emociones a corto plazo y sobreestimar nuestra predicción del futuro. Evita estos errores cuando se te presente una nueva decisión.
  11. Júntate con gente más trabajadora e inteligente que tú: los humanos somos animales sociales y tendemos a repetir lo que hace la gente a nuestro alrededor. Juntarte con gente más trabajadora y competente que tú, hará que tú también adoptes esa mentalidad.
  12. Entiende el poder de los hábitos: cualquier acción que tomes hoy, será más fácil que tomarla mañana. Direcciona tus acciones pensando en el gran poder que tiene en ti tomar un hábito nuevo.
  13. Estás solo en este mundo: aprende a vivir contigo mismo. Háblate y trátate con respeto y admiración. Escoge un lenguaje interno que te motive y te haga sentir bien. Evita el autosabotaje.
  14. Sé humilde: todo el mundo sabe o conoce algo que podemos extraer de ellos. Aprende a escuchar y ser humilde; evita pensar que ya lo sabes todo. Estar abierto a ser educado por los demás, será una herramienta muy poderosa.
  15. Sé honesto y transparente: se descubre antes a un mentiroso que a un ladrón. Mentir o engañar no es más que un parche. Tarde o temprano la gente se dará cuenta y tu reputación y palabra pasarán a valer nada.
  16. Ignora al 99% de la gente: todo el mundo tiene una opinión sobre algo. Ignora a la gente que no te presente argumentos sólidos o ya esté obteniendo resultados. Escoge a la gente a quien escucharás con cuidado; tendrán un impacto enorme en tu vida.
  17. Ten un ritual por las mañanas: las mañanas determinarán tu estado de ánimo el resto del día. Habitúate a hacer cosas que te estimulen: haz ejercicio, lee, escribe, medita, come sano y bebe mucha agua. Conseguirás que tu cuerpo entre en un estado anímico energético y podrás pensar más claro el resto del día.
  18. Escapa a la mentalidad del asalariado: nos han condicionado a sentirnos dependientes de otros toda la vida. Se han encargado de nosotros en el colegio, en la casa, en nuestro trabajo y por nuestro gobierno. Evita este pensamiento. Deja de ser pagado por tu tiempo y programa tu cerebro a ser pagado por tu ejecución.
  19. Conoce tus fortalezas: encuentra algo en lo que seas bueno y trabaja para mejorarlo. No confundas la pasión con tus fortalezas. Encuentra algo que se alinee con tus fortalezas y puedas crear valor para la sociedad.
  20. Aprende algo cada día: nos pasamos años de nuestra vida en la Universidad o Instituto, vomitando conocimiento en exámenes. La mayoría asocia “aprender” con stress y ansiedad. Reprograma tu cerebro para amar el conocimiento y estudia a diario.
  21. Sé duro: adopta una mentalidad más estoica ante la vida. La gente se ha vuelto demasiado blanda. Levántate temprano cada día, toma duchas de agua fría de vez en cuando, levanta pesas, saca tu guerrero interior.
  22. Prepárate para lo que sea: no sabes lo que traerá la vida, pregúntate cuántas herramientas tienes a tu alrededor para enfrentar nuevos problemas. ¿Qué es lo pero que puede pasarte en cada área de tu vida? ¿Tienes habilidades listas para lidiar con esos problemas? Sicología, nutrición, contabilidad para tus finanzas, inversión básica, etc.
  23. Ten mentalidad de inversor: no es suficiente con ganar dinero. Tienes que mantenerlo y hacer que crezca. Aprende a diferenciar entre un activo y un pasivo. Pásate la vida adquiriendo activos y no pasivos camuflados como activos. Adopta esta mentalidad no sólo con tu dinero, sino que con tu tiempo y con tu salud. ¿Cuánta salud estás dispuesto a gastar para comer mal? ¿cuánto tiempo estás dispuesto a malgastar viendo programas basura?
  24. Escoge relaciones sanas: entiende que no todo el mundo es bueno. Aprende a diferenciar quiénes tienen buenas intenciones y quiénes no. Filtra a la gente que dejas entrar en tu vida y corta con relaciones tóxicas.
  25. Asigna tu tiempo correctamente: lo más preciado que tienes es tu tiempo. Asígnalo de forma adecuada. Utiliza la ley de Pareto: el 80% ten mentalidad estoica, trabaja duro y fórmate. Sacrifica el placer momentáneo por una ganancia a largo plazo. El otro 20% sé epicúreo: disfruta del momento.
  26. Prioriza: la forma básica para no procrastinar es poner lo más difícil primero. No hagas absolutamente nada, hasta que hayas hecho lo más importante. Cuando pienses que tienes que hacer algo, organízalo en tu lista de prioridades mentales y si está por encima del resto, deja todo lo demás y hazlo.
  27. Ten objetivos y sueños altísimos: no tengas miedo en soñar grande. Entrenarás a tu cerebro a buscar opciones para llegar a alcanzarlo. El hombre que dijo que podía alcanzar algo y el hombre que dijo que no podía, estaban los 2 en lo cierto.
  28. Adopta la mentalidad de científico: tanto en los negocios como en la vida, piensa como un científico: prueba diferentes estrategias constantemente en las distintas áreas de tu vida y escoge en las que mejor te vayan. No hagas algo sólo porque es la forma en que todo el mundo lo hace, experimenta con alternativas.
  29. No pienses, empieza: deja de impresionar con palabras a la gente. Aplica estos conceptos y demuestra todo con hechos. No te mientas a ti mismo construyendo castillos en el aire; conviértete en una máquina de la ejecución.
  30. No tengas miedo a recorrer el ultimo km: la mayoría de la gente no está dispuesta a sacrificarse por sus sueños. A la que le ponen trabas, desiste y vuelve a su vida común y corriente. Mentalízate a hacer lo que sea, para llegar donde quieres.
  31. Sé curioso: no pares de hacer preguntas, cuestiona todo lo que veas, averigua cómo funcionan las cosas, no tengas miedo a quedar mal y utiliza todas las herramientas a tu disposición parea entender cómo funciona nuestro mundo y sociedad.
  32. Sé positivo: La positividad no es algo con lo que naces. Esfuérzate a ser positivo cada día, aunque no te salga naturalmente. Al final, te saldrá solo. Evita a gente negativa, ya que se contagia con facilidad.
  33. Ayuda a los demás: ayuda al resto a ser la mejor versión de ellos mismos. No hay nada se sienta mejor que ayudar al prójimo desinteresadamente.
  34. Obsesiónate con lo que puedes controlar: asume que hay cosas que no puedes controlar. Olvídate de ellas. Bórralas de tu cabeza y en cambio, obsesiónate con lo que sí está en tus manos. Eres dueño de tu cuerpo y pensamientos. Empieza por ahí.
  35. Medita: tu cerebro se pasa el día pensando y agitado. Tienes un mono inquieto que no para de dar vueltas en tu cabeza. Aprende a calmar ese mono. Asigna 10 minutos al día para no pensar. Concéntrate en tu respiración y deja la mente en blanco.
  36. Asume que eres moldeable: la gente pone excusas constantemente diciendo que ya son de cierta manera y no pueden cambiar. No caigas en esa trampa. Da igual en qué situación te encuentres ahora mismo, siempre existe una versión mejor de ti.
  37. Cuida de tus amigos y familia: las relaciones necesitan atención y conexión. Cuida los pequeños detalles. Llama tu gente de vez en cuando y expresa tus emociones y sentimientos.
  38. Evita las drogas y alcohol: controla las sustancias que ingieres; no al revés. Evita caer en el espiral autodestructivo al consumo. No dejes que el consumo de drogas o alcohol afecten a tus decisiones vitales.
  39. Aprende a pedir perdón: baja tu ego de vez en cuando y asume las culpas cuando toque. No vale la pena perder amistades por culpa de tu arrogancia.
  40. Sé paciente: no desesperes. Si estás poniendo en práctica todos estos puntos y no tienes resultados, no abandones. No hay nadie que tocara suficientemente rato a las puertas del éxito y no se le acabaran abriendo. No tires la toalla.
  41. Disfruta: De vez en cuando saborea el momento. Ten la capacidad de estar en el ahora y darte cuenta de lo afortunado que eres simplemente por estar vivo.
© 2021 Clínica de Implantes dentales | Prótesis dentales en Chile